Trastornos mentales vinculados a conductas obsesivas en las redes sociales

Publicado en por cristian-gerard

redes-sociales.jpgLas redes sociales de internet son utilizadas por muchos individuos diariamente como parte de una vida social normal. Pero a medida que se extiende cada vez más el acceso a internet, también lo hacen psicopatologías relacionadas con este medio, como por ejemplo la adicción a la red, y de igual modo se propagan a ésta los delirios, que en este caso tienen a menudo como temática la tecnología y las relaciones virtuales. Sistemas de comunicación online tales como Facebook o foros de chat, por citar algunos, son una parte importante de este nuevo escenario para problemas mentales que antaño sólo se manifestaban en los entornos tradicionales.

El equipo del Dr. Uri Nitzan, de la Universidad de Tel Aviv, Israel, ha analizado en profundidad tres casos de estudio que vinculaban episodios psicóticos con comunicaciones en internet. Los pacientes compartían algunas características cruciales, entre ellas la soledad o la vulnerabilidad debido a la pérdida o separación de un ser querido, una cierta inexperiencia con la tecnología, y ausencia de antecedentes de psicosis o drogadicción. En cada caso, se encontró una conexión entre un uso más intenso de las comunicaciones online, y el desarrollo gradual de síntomas psicóticos, incluyendo delirios, ansiedad y confusión.

La buena noticia es que estos pacientes, que decidieron por sí mismos buscar tratamiento, fueron capaces de recuperarse por completo con el cuidado y tratamiento apropiados.

Los tres pacientes del Dr. Nitzan buscaron refugio contra una situación de soledad, y encontraron consuelo en relaciones virtuales intensas. Aunque estas relaciones fueron positivas al principio, con el tiempo dieron lugar a sentimientos de dolor, traición, e invasión de la privacidad. Todos los pacientes desarrollaron síntomas psicóticos relacionados con la situación, incluyendo delirios respecto a la persona ubicada al otro lado de la pantalla y sobre su conexión a través del ordenador. Dos pacientes comenzaron a sentirse vulnerables como resultado de compartir información privada, y una paciente incluso experimentó alucinaciones táctiles, creyendo que la persona que estaba al otro lado de la pantalla la estaba tocando físicamente.

 

link

Comentar este post

Marcelo 01/15/2013 18:51

muy buen artículo.