Resiliencia, recuperación y prevención de adicciones

Publicado en por Cristian Gerard

La Resiliencia es sinónimo de adaptación de un individuo tras haber pasado situaciones muy adversas o traumáticas durante su infancia o alguna etapa de su vida. Este concepto es muy importante tanto en el campo de la salud mental como en el de la drogadependencia.

Si se puede entender dicho concepto se puede trabajar sobre él para poder proyectar una nueva vida a pesar de las experiencias traumáticas que se pueda haber pasado.

Gran parte de las personas consiguen ser resilientes en distintas circunstancias de su vida a pesar de haber sufrido grandes traumas durante su infancia. Es un elemento protector para que la persona no consuma o abuse de sustancias como pueden ser el alcohol o las distintas formas de drogas.

Centrarnos solamente en el concepto de resiliencia del individuo puede hacernos olvidar y reducir los factores de riesgo ambiental, dado que en circunstancias no tiene que cambiar la persona sino la sociedad como ser en los casos de drogadicción.

Existen tres factores principales en relación con el individuo para que pueda gestarse con capacidades de resiliencia:

El primero es el temperamento y la personalidad del individuo. El segundo se encuentra en el seno de la familia como ser el afecto y la presencia de un adulto que brinde cariño y contención.

El tercero es el apoyo social que puede llegar a recibir el individuo en cualquiera de sus formas como puede ser un profesor que se interese, una institución en donde pueda encontrar refugio o una confesión religiosa a la cual pueda aferrarse.

Como podemos observar la construcción de la resiliencia es primordial desde los primeros años de la infancia para poder evitar todo tipo de adicciones y problemas de adaptación en el futuro.

smoking skull

Etiquetado en Adicciones

Comentar este post